Eliminación de sarro

Recupere el caudal de su ducha, tenga más agua, más caliente, más grata.

La red de agua potable de la región metropolitana proviene de dos fuentes, agua de la cordillera y napas subterráneas. Esta última contiene altas concentraciones de minerales, entre ellos calcio y magnesio. CalefontsAl calentar el agua, estos minerales, precipitan o se convierten en sarro, adhiriéndose en el calefones, hervidores, cañerías y griferías. Por consiguiente, las cañerías de agua caliente se van obstruyendo con el paso del tiempo.

 

Esta situación provoca una baja significativa en la presión de agua en lavabos y duchas. Debido a la baja presión no se enciende el calefont, disminuyendo la temperatura de las duchas.

 

Para solucionar estos problemas contamos con productos altamente agresivos contra el sarro.

 

Para realizar esta limpieza de las cañerías se introducen estos productos desde el calefont hasta cada una de las griferías. De esta manera se recorre toda la red de agua caliente, liberando toda obstrucción.

 

Al realizar esta limpieza de cañerías, aumenta la vida útil de su calefont, llaves de paso, flexibles y griferías, garantizando un aumento de flujo en dicha red.

 

Adicionalmente, el sarro adherido en sus cañerías reduce la eficiencia de su calefont, aumentado significativamente el consumo de gas y agua en el largo plazo.

  • Los pasos necesarios para destapar sus cañerías:

    Desconectar el calefont.

     

    Conectar bomba alta presión al sistema de cañerías del agua caliente.

     

    Introducir los químicos por la red. Chequear que los químicos lleguen a cada grifería o llave.

     

    Dejar actuar a estos elementos por un período de tiempo.

     

    Una vez comprobado que el sarro se ha disuelto, se libera la presión y efervescencia generada por los productos, en cada llave.

     

    Reconectar el calefont a la red de agua. Para eliminar el sarro ya disuelto se deja correr el agua en las llaves para barrer con los residuos disueltos.

  • Juan Pablo Nuyens Vergara

    Mi Maestro